miércoles, 30 de mayo de 2012

L´Estartit 0-1 REAL SOCIEDAD

Foto: Jose Carrera
Este último manifiesto recordará todo un camino, el mismo que 18 jugadoras recorrieron juntas en la habitación de un hotel. Estas letras arrinconarán la ambigüedad para hablar de emociones, expresando sin dobleces palabras escritas con sonrisas, lágrimas, voces libres y silencios. Será el comunicado final de una temporada que termina, de un adiós, de una renovación orgánica. Anuncio de una reeducación afectiva.

Nunca olvidamos buscar nuestros propósitos sobre el verde, aunque en ocasiones no los supiéramos descifrar. Este empeño nos ha llevado a ganar y perder, a atravesar ciudades y murallas, a soñar y sufrir. A su vez, compartimos nuestro tiempo con aquellos que deciden apostar por unas cuantas deportistas con la ilusión inagotable que revelan los ojos de los eternos amateurs.

La identidad de este equipo la marcan todos los miembros que forman parte de él, que exhiben físicamente su seña, que han modelado una gran travesía. Sin dejar de demostrar osadía para creer e integridad para crecer, han sido extraordinarias embajadoras de un carnet azul y blanco en la solapa durante un largo trayecto.

Estas líneas suenan a despedida y tristemente lo son. El equipo cambiará sus rostros pero no su corazón valiente, modificará sus números, pero no sus ganas. A todos los participes de esta aventura, gracias. Parece que todos los trenes tienen parada, que algunas abandonarán el vagón, que otras buscarán nuevos destinos. Lo importante es que mirar atrás nos haga rememorar los grandes momentos, las buenas vías. ¿Próxima estación?


En MARCA.COM: http://www.marca.com/2012/05/30/opinion/firmas/1338371709.html


Letras de final de temporada


Cuando vas entendiendo que el fútbol une y separa caminos, estas lista para transformar un compartir en repartir, un hasta mañana en un nos vemos.

Tal vez, lo único que duele más que decirte un hasta pronto, es no volver a compartir lo que nos unió. Tal vez aún no estaba preparada para convertir mis letras en nuevas despedidas.

Carga tu mochila de sonrisas y buenos momentos compartidos, llénala de grandes partidos y largos viajes. Contémplame crecer, reconócete en mis pasos. Observa tu nombre escrito en esta historia.



Para terminar un GRACIAS a todos los que de forma incondicional pusieron nuestros pies en sus suelos, a todos los que nos han brindado sus aplausos y presencia.

1 comentario: